Guía de Vacunas para Gatos ¡Todo lo que Tienes que Saber!

Guía de Vacunas para Gatos ¡Todo lo que Tienes que Saber!

En el mundo de la atención veterinaria, la vacunación juega un papel fundamental en el cuidado y protección de nuestras queridas mascotas felinas. Desde los gatitos más pequeños hasta los compañeros de vida más experimentados, todos se benefician enormemente de un programa de vacunación adecuado y bien planificado. Sigue leyendo y descubre su importancia, los tipos de vacunas, el calendario adecuado, aspectos a considerar, efectos secundarios y mucho más. ¡Vamos a ello!

¿Por qué es importante vacunar a mi gato?

Vacunar a los gatos es una parte esencial del cuidado de su salud y bienestar. Al igual que los humanos, los gatos están expuestos a una variedad de enfermedades infecciosas que pueden ser graves e incluso mortales. Las vacunas ayudan a proteger a los gatos contra estas enfermedades, fortaleciendo su sistema inmunológico y previniendo la propagación de patógenos. Además de proteger a los propios gatos, la vacunación juega un papel crucial en la salud pública al prevenir la transmisión de enfermedades zoonóticas, que pueden transmitirse de los animales a los humanos.

Tipos de vacunas para gatos

Vacuna Trivalente

Esta vacuna protege contra tres enfermedades virales comunes en los gatos: herpesvirus felino, calicivirus felino y panleucopenia felina (también conocida como parvovirus felino). Estas enfermedades son altamente contagiosas y pueden ser graves, especialmente en gatitos y gatos no vacunados.

Vacuna contra la Leucemia Felina

La vacuna contra la leucemia felina protege contra el virus de la leucemia felina (FeLV), que puede causar una serie de problemas de salud graves en los gatos, incluyendo enfermedades del sistema inmunológico, anemia, cáncer y enfermedades relacionadas con la médula ósea. Esta vacuna es especialmente importante para los gatos que pasan tiempo al aire libre o que conviven con otros gatos que podrían estar infectados.

Vacuna contra la Rabia

La vacuna contra la rabia en gatos protege contra el virus de la rabia, que es una enfermedad mortal que puede afectar tanto a animales como a humanos. La vacuna contra la rabia es obligatoria en muchos lugares y es especialmente importante si tu gato sale al exterior o si vive en áreas donde la rabia es endémica. Además de proteger a tu gato, la vacunación contra la rabia también ayuda a prevenir la propagación de esta enfermedad a otros animales y a las personas.

¿Qué vacunas necesita un gato? Calendario

El calendario de vacunación para gatos puede variar según la región, el estilo de vida del gato y otros factores. Sin embargo, hay algunas vacunas comunes que se recomiendan generalmente para la mayoría de los gatos:

6-8 semanas de edad

  • Vacuna contra el herpesvirus felino, calicivirus felino y panleucopenia felina (FVRCP), conocida como vacuna trivalente.
  • Vacuna contra la clamidia (en algunos casos, dependiendo de la región y el riesgo).

12 semanas de edad

  • Refuerzo de la vacuna FVRCP.
  • Vacuna contra la leucemia felina (FeLV), si es necesario según el riesgo.

16 semanas de edad

  • Refuerzo de la vacuna FVRCP.
  • Refuerzo de la vacuna contra la leucemia felina, si es necesario.

1 año de edad

  • Refuerzo de todas las vacunas anteriores.
  • Vacuna contra la rabia (en algunas regiones, puede administrarse antes de los 12 meses).

¿Qué se hace primero desparasitar o vacunar?

La secuencia entre desparasitar gatos y vacunar a un gato puede variar dependiendo de diferentes factores, como la edad del gato, su historial de salud, su estilo de vida y las recomendaciones específicas de tu veterinario. Sin embargo, en general, se suele recomendar desparasitar primero y luego vacunar al gato.

En caso que a tu michi no le guste ir al veternario o estas visitas lo vuelvan hiperactivo, te recomiendo que le des suplementos naturales de la marca Waggy’s, como hierba gatera o productos específicos para calmar gatos con  CBD para gatos, que pueden ayudar a reducir la ansiedad y la hiperactividad. Siempre consulta con tu veterinario antes de administrar cualquier suplemento a tu gato. 

Se recomienda desparasitar a los gatos primero para eliminar cualquier parásito intestinal presente en su sistema. Los parásitos intestinales, como las lombrices intestinales y los gusanos, pueden afectar la salud del gato y disminuir la eficacia de las vacunas si están presentes en el momento de la vacunación. Además, algunos parásitos, como los gusanos del corazón, pueden ser potencialmente mortales si no se tratan adecuadamente.

Una vez que el gato ha sido desparasitado y se ha eliminado cualquier parásito intestinal, se puede proceder con la vacunación. Las vacunas estimulan el sistema inmunológico del gato para que produzca defensas contra enfermedades específicas, protegiéndolo de futuras infecciones. Es importante recordar que algunas vacunas requieren múltiples dosis o refuerzos para garantizar una protección adecuada, por lo que es posible que necesites seguir un calendario de vacunación específico según las recomendaciones de tu veterinario.

¿Cuánto cuesta vacunar a un gato?

Realmente no hay un precio base, sin embargo, en México se tiene las siguientes referencias:

  • Vacunas para la gripe felina, el virus de la panleucopenia felina, virus de la leucemia felina es de $300.
  • Refuerzo con la vacuna quíntuple que tiene un costo de $330.
  • También deberás vacunarlo contra la rabia el precio de esta vacuna oscila entre $179 y $250 a esto tendrás que aumentarle el precio de cada consulta.
  • Si quisieras acceder a la esterilización de gatos tendrás que hacerlo a partir de las 16 semanas de vida, el costo aproximado es de $1000.

¿Qué debo tener en cuenta antes de vacunar a un gato?

  • Si tu gato está enfermo, debes posponer la vacunación hasta que se recupere por completo. La vacunación puede afectar negativamente a un gato enfermo y no ser eficaz si su sistema inmunológico está comprometido.
  • Informa a tu veterinario sobre el historial médico completo de tu gato, incluyendo cualquier enfermedad previa, alergias, reacciones adversas a vacunas anteriores u otros problemas de salud. Esto ayudará al veterinario a determinar el tipo y la frecuencia de las vacunas necesarias para tu gato.
  • Las vacunas se administran según un calendario específico que puede variar según la edad del gato. Es importante seguir las recomendaciones de tu veterinario en cuanto al momento adecuado para administrar cada vacuna.
  • El estilo de vida de tu gato puede influir en el riesgo de exposición a ciertas enfermedades. Habla con tu veterinario sobre el estilo de vida de tu gato para determinar las vacunas necesarias.
  • Asegúrate de tener un registro actualizado de las vacunas anteriores de tu gato. Esto ayudará a tu veterinario a determinar qué vacunas son necesarias en el momento presente y si se necesitan refuerzos.
  • Asegúrate de cumplir con cualquier requisito legal relacionado con la vacunación de gatos en tu área, como la vacunación contra la rabia.

Efectos secundarios de las vacunas en gatos

Las vacunas son generalmente seguras para la mayoría de los gatos, pero como con cualquier medicamento, pueden provocar efectos secundarios en algunos individuos. Los efectos secundarios más comunes de las vacunas en los gatos suelen ser:

  • Es común que los gatos experimenten un poco de dolor o sensibilidad en el lugar donde se administró la vacuna. Esto generalmente desaparece en unos pocos días.
  • Al igual que con el dolor, es posible que veas algo de hinchazón o enrojecimiento en el lugar de la inyección. Esto también suele ser temporal y no causa mayores problemas.
  • Después de recibir una vacuna, algunos gatos pueden sentirse un poco más cansados de lo habitual durante uno o dos días. Esto es normal y no suele ser motivo de preocupación, pero es importante vigilarlos para asegurarse de que no haya otros síntomas preocupantes.
  • Algunos gatos pueden desarrollar una fiebre leve después de recibir una vacuna. Esto generalmente no es motivo de preocupación, pero si la fiebre persiste o es alta, debes comunicarte con tu veterinario.
  • En casos raros, los gatos pueden experimentar reacciones alérgicas a los componentes de la vacuna. Estas reacciones pueden incluir hinchazón facial, dificultad para respirar, vómitos, diarrea, picazón intensa o erupciones cutáneas. Si observas alguno de estos síntomas, debes buscar atención veterinaria de inmediato.

Conclusión

En conclusión, la vacunación de los gatos es un componente esencial del cuidado responsable de las mascotas. Al proteger a nuestros felinos contra enfermedades potencialmente mortales, no solo les proporcionamos una vida más larga y saludable, sino que también contribuimos a la salud pública al prevenir la propagación de enfermedades zoonóticas. Es importante recordar que la vacunación debe realizarse de manera adecuada y siguiendo las recomendaciones de un veterinario cualificado. Esto incluye establecer un calendario de vacunación personalizado, basado en las necesidades individuales del gato y su entorno, así como estar al tanto de los posibles efectos secundarios y saber cómo actuar en caso de emergencia. Al comprometernos con la vacunación responsable, estamos asumiendo un papel activo en la protección y el bienestar de nuestros gatos y de toda la comunidad.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.


Te pueden interesar Ver todo

Síndrome de Horner Perros: Causas, Síntomas y Tratamiento

Síndrome de Horner Perros: Causas, Síntomas y Tratamiento

¿Por qué mi perro me lame? Los 5 Significados

¿Por qué mi perro me lame? Los 5 Significados

Ibuprofeno para Perros: ¿Sí o No? Te lo Contamos Todo

Ibuprofeno para Perros: ¿Sí o No? Te lo Contamos Todo