Mis Gatos se Pelean: 12 Trucos para Evitarlos y Causas

Mis Gatos se Pelean: 12 Trucos para Evitarlos y Causas

¡Bienvenidos al blog! En esta entrada, explicaremos un tema común pero crucial: ¿por qué mis gatos se pelean? Las peleas entre gatos pueden ser desconcertantes y estresantes para los dueños, pero entender las causas es el primer paso para abordar este comportamiento no deseado. Acompáñanos mientras analizamos las razones detrás de las peleas entre gatos y ofrecemos consejos prácticos para prevenir conflictos y fomentar una convivencia armoniosa entre tus queridos felinos. ¡Comencemos a construir un hogar más feliz para ti y tus mascotas!

¿Por qué se pelean mis gatos? Causas

Existen varias razones por las cuales tus gatos podrían pelearse. Algunas de las causas más comunes incluyen:

Territorio

Los gatos son territoriales por naturaleza y pueden pelear para establecer o defender su territorio.

Jerarquía

Si tienes más de un gato, es posible que estén estableciendo una jerarquía dentro del grupo. Esto puede llevar a peleas por dominancia.

Estrés

Los cambios en el entorno, como mudanzas, la introducción de nuevos animales o personas en el hogar, o incluso cambios en la rutina diaria, pueden causar estrés en los michis y provocar peleas. Sin duda los premios con CBD para gatos, de  Waggy’s ayudarán a tu michi a disminuir su ansiedad y a estar más tranquilo en su día a día. Para conocer más sobre dosificación, los usos y beneficios del CBD en mascotas visita nuestro artículo CBD para Gatos Beneficios

Falta de recursos

Si no hay suficientes recursos como comida, agua, camas o cajas de arena para todos los gatos, pueden surgir conflictos.

Juego agresivo

A veces, lo que parece una pelea entre gatos puede ser simplemente un juego agresivo. Sin embargo, es importante estar atento para asegurarse de que no se convierta en una pelea real.

Problemas de salud

Algunas veces, los gatos hiperactivos pueden pelearse debido a problemas de salud como dolor o malestar físico.

¿Cómo saber si mis gatos juegan o pelean?

Waggyfriend, este punto es realmente importante debido a que nos ayuda  a entender su comportamiento. Las siguientes son algunos puntos que te ayudarán a darte cuenta si tu gato está jugando o peleando: 

Posturas corporales

Durante el juego, los gatos suelen adoptar posturas relajadas, con movimientos suaves y fluidos. Pueden estar agachados, moviéndose de un lado a otro o persiguiéndose mutuamente de manera lúdica. En una pelea real, las posturas suelen ser más rígidas y tensas, con pelo erizado y orejas hacia atrás.

Para comprender el lenguaje corporal de gatos, deberías hacer clic en este enlace.

Sonidos

Durante el juego para gatos, es común escuchar maullidos de gatos suaves, gruñidos suaves o incluso chirridos. Estos sonidos suelen ser más relajados y no agresivos. En una pelea real, los sonidos suelen ser más fuertes y agresivos, como gruñidos profundos, bufidos o chillidos.

Movimientos de cola

Durante el juego, las colas de los gatos suelen estar erguidas o moviéndose suavemente de un lado a otro. En una pelea real, las colas suelen estar erizadas agresivamente

Uso de garras y dientes

Durante el juego, los gatos pueden usar sus garras y dientes de manera suave y controlada, sin causar daño real. En una pelea real, los golpes y mordiscos suelen ser más intensos y pueden causar lesiones.

Rotación de roles

Durante el juego, es común que los gatos intercambien roles entre ser el perseguidor y el perseguido. En una pelea real, uno de los gatos suele ser el agresor dominante mientras que el otro puede intentar escapar o defenderse.

¿Cómo detener una pelea de gatos?

Detener una pelea de gatos puede ser desafiante y potencialmente peligroso, ya que los gatos pueden estar muy agitados y agresivos durante el enfrentamiento. Aquí hay algunos pasos que puedes seguir para tratar de detener una pelea de gatos de manera segura:

  • Es importante mantener la calma y no entrar en pánico. Los gatos pueden detectar el miedo y la ansiedad, lo que podría exacerbar la situación.
  • Si es seguro hacerlo, intenta interrumpir la pelea sin poner en peligro tu propia seguridad. Puedes intentar hacer ruido fuerte, como golpear una lata o usar un aerosol de agua, para distraer a los gatos y separarlos.
  • Si es posible, puedes intentar separar a los gatos colocando una manta o toalla grande entre ellos para bloquear su línea de visión y separarlos físicamente.
  • Evita tratar de separar a los gatos con tus manos, ya que podrías resultar herido en el proceso. Los gatos pueden estar en un estado de alta agresividad durante una pelea y podrían morder o arañar accidentalmente.
  • Una vez que hayas separado a los gatos, intenta distraerlos con juguetes u otras actividades para desviar su atención y calmarlos.

12 trucos para evitar las peleas de gatos 

  • Si estás introduciendo un nuevo gato en el hogar, hazlo gradualmente y en etapas. Utiliza una habitación separada al principio y permite que los gatos se acostumbren al olor y sonido del otro antes de permitir interacciones directas.
  • Asegúrate de tener suficientes recursos como comida, agua, camas y cajas de arena para todos tus gatos. La competencia por recursos limitados puede causar tensiones entre los gatos.
  • Proporciona suficientes lugares altos, como estantes, torres de rascado o repisas, para que los gatos puedan escapar o encontrar su propio espacio cuando lo necesiten.
  • Dedica tiempo todos los días para jugar con tus gatos. El juego interactivo ayuda a liberar energía y reducir el estrés, lo que puede disminuir la probabilidad de peleas.
  • Proporciona juguetes, rompecabezas alimenticios y otras formas de enriquecimiento ambiental para mantener a tus gatos mentalmente estimulados y ocupados.
  • Ten a mano juguetes o golosinas para distraer a tus gatos si percibes signos de tensión entre ellos.
  • Si tienes más de un gato, proporciona múltiples áreas de descanso y alimentación separadas para que puedan tener su propio espacio cuando lo necesiten.
  • Si tus gatos tienen problemas de alimentación, considera alimentarlos en habitaciones separadas para evitar conflictos por comida.
  • Algunos aromas, como la hierba gatera, pueden tener un efecto calmante en los gatos y ayudar a reducir la tensión en el hogar.
  • Fomenta el ejercicio físico proporcionando juguetes y actividades que permitan a tus gatos liberar energía de manera saludable.
  • Si tus gatos no están esterilizados, considera la esterilización para reducir comportamientos territoriales y agresivos asociados con la reproducción.
  • Si las peleas entre tus gatos persisten a pesar de tus esfuerzos, considera buscar la ayuda de un veterinario o un especialista en comportamiento felino para obtener orientación adicional.

Conclusión 

En conclusión, las peleas entre gatos pueden ser el resultado de varios factores, incluyendo la territorialidad, la competencia por recursos, el estrés en gatos y la falta de socialización adecuada. Es crucial abordar estas causas para prevenir conflictos futuros entre tus mascotas felinas. Proporcionar un ambiente enriquecido, ofrecer suficientes recursos, fomentar el juego y la interacción positiva, así como buscar ayuda profesional si es necesario, son pasos clave para promover la armonía y la convivencia pacífica entre tus gatos. Recuerda que la prevención es fundamental para garantizar la salud y el bienestar de tus mascotas, así como para mantener un hogar feliz y tranquilo para todos.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.


Te pueden interesar Ver todo

Síndrome de Horner Perros: Causas, Síntomas y Tratamiento

Síndrome de Horner Perros: Causas, Síntomas y Tratamiento

¿Por qué mi perro me lame? Los 5 Significados

¿Por qué mi perro me lame? Los 5 Significados

Ibuprofeno para Perros: ¿Sí o No? Te lo Contamos Todo

Ibuprofeno para Perros: ¿Sí o No? Te lo Contamos Todo