PIF en Gatos: Qué es, Causas, Síntomas, Cómo se Transmite y Tratamiento

PIF en Gatos: Qué es, Causas, Síntomas, Cómo se Transmite y Tratamiento

En este artículo, te contamos lo que es la peritonitis infecciosa felina, sus causas, tratamiento, prevención y mucho más. Quédate leyendo y juntos sigamos trabajando por darles a nuestras mascotas la vida que se merecen. 

¿Qué es la peritonitis infecciosa felina (PIF)?

La peritonitis infecciosa felina (PIF) es una enfermedad viral que afecta a los gatos y es causada por un tipo de coronavirus felino. La mayoría de los gatos que contraen el FCoV desarrollan una infección leve o asintomática, pero en algunos casos, la infección puede evolucionar hacia la peritonitis infecciosa felina.

Causas y factores de riesgo

Existen varios factores que influyen en el desarrollo de la peritonitis felina: 

Edad

La PIF a menudo afecta a gatos jóvenes, especialmente aquellos menores de dos años. Sin embargo, puede ocurrir a cualquier edad.

Estrés

El estrés crónico o situaciones estresantes pueden debilitar el sistema inmunológico de un gato, lo que puede aumentar el riesgo de la mutación del virus.

Densidad poblacional

La PIF tiende a ocurrir con mayor frecuencia en entornos con una alta densidad de gatos, como refugios, criaderos o lugares donde varios gatos comparten el mismo espacio.

Genética

Algunas investigaciones sugieren que ciertas predisposiciones genéticas pueden influir en la susceptibilidad de un gato a desarrollar PIF.

Estado inmunológico

Gatos con sistemas inmunológicos debilitados o comprometidos debido a enfermedades concurrentes pueden tener un mayor riesgo de desarrollar PIF.

Tipos de peritonitis infecciosa en gatos 

Peritonitis Efusiva (Húmeda)

Se produce una acumulación significativa de fluido en la cavidad abdominal del gato, este líquido puede contener células inflamatorias y proteínas. Los gatos con PIF efusiva pueden mostrar hinchazón abdominal, dificultad para respirar debido a la presión del líquido en los pulmones, pérdida de peso, letargo y otros signos de enfermedad sistémica.

Peritonitis No Efusiva (Seca)

En este tipo de PIF la enfermedad afecta directamente a los órganos internos, como los riñones, hígado, pulmones y otros. Los signos clínicos pueden variar y depender de qué órganos estén afectados. Pueden incluir síntomas como pérdida de peso, fiebre, ictericia, problemas respiratorios, entre otros.

Síntomas de peritonitis en gatos

Es importante identificar entre los síntomas de una infección por el coronavirus felino, más bien inofensivo, y los de la PIF. Algunos de los síntomas pueden ser los siguientes: 

  • Fiebre en gatos
  • Falta de apetito
  • Cansancio
  • Problemas respiratorios leves
  • Pérdida de peso
  • Conjuntivitis

¿Cómo se contagia la PIF en gatos?

Contacto directo con heces infectadas

Otros gatos pueden infectarse si entran en contacto directo con las heces contaminadas, ya sea en el entorno doméstico, en criaderos, refugios u otros lugares donde haya gatos.

Contacto nasal-oral

Puede propagarse a través de la inhalación o ingestión de partículas virales presentes en el aire o en superficies contaminadas. Esto puede ocurrir si un gato entra en contacto con secreciones nasales, saliva u otros fluidos corporales de un gato infectado.

Ambiente compartido

En entornos con una alta densidad de gatos, como criaderos o refugios, donde los gatos comparten espacios y recursos, el riesgo de transmisión aumenta.

Diagnóstico de la PIF en gatos

El virus se puede detectar a través de varios exámenes clínicos: 

Análisis de sangre

Las alteraciones típicas del hemograma, como anemia, linfocitopenia, valores de bilirrubina o ALT elevados y un cociente de albúmina-globulina bajo, corroboran la sospecha.

Detección de anticuerpos

Los gatos enfermos de PIF suelen tener un número de anticuerpos mucho más elevado.

Detección directa del patógeno (test PCR)

El virus de la PIF se puede detectar directamente en la sangre, las heces o el líquido ascítico. No obstante, que esta prueba resulte negativa no significa que el gato no tenga peritonitis infecciosa felina.

Examen patológico

Aunque suene triste, el diagnóstico definitivo de la peritonitis infecciosa felina suele realizarlo un patólogo una vez fallecido el gato.

Tratamiento para la peritonitis infecciosa felina 

Hasta la fecha, es importante recalcar que no existe ningún tratamiento que cure la enfermedad sin embargo, hay medidas preventivas que se pueden llevar a cabo para evitarla. 

Consejos para tratar la PIF en casa

  • Que cada gato tenga su propio arenero.
  • Que cada gato tenga su propio comedero y bebedero.
  • Tener una pala para excrementos individual para cada uno de los gatos.
  • Vaciar los areneros al menos una vez al día.
  • Retirar toda la arena y desinfectar los areneros, como mínimo, una vez a la semana.
  • Mantener los areneros alejados de la zona de comida.
  • Aspirar la zona de alrededor de los areneros de forma regular.
  • Recortar el pelo de las nalgas de los gatos de pelo largo.

Recomendaciones para prevenirla PIF

  • Evitar una alta densidad de gatos en un mismo espacio, ya que esto puede aumentar el riesgo de transmisión del FCoV. Esto es especialmente importante en refugios, criaderos y hogares con múltiples gatos.
  • Mantener un entorno limpio y desinfectado puede ayudar a reducir la propagación del virus. Mantén el aseo e higiene para gatos, para eso limpia regularmente las áreas donde los gatos comen, beben y hacen sus necesidades. Utiliza productos de limpieza seguros para gatos. También tendrás que prestar atención a la limpieza dental en gatos.
  • Si tienes un gato infectado con FCoV, intenta mantenerlo separado de otros gatos para evitar la transmisión directa del virus. Esto puede ser especialmente importante en entornos donde varios gatos comparten el mismo espacio.
  • Mantén a los gatos libres de parásitos, como pulgas y gusanos. Los parásitos pueden debilitar el sistema inmunológico, lo que podría aumentar el riesgo de infección.
  • El estrés crónico puede debilitar el sistema inmunológico, así que procura proporcionar un entorno tranquilo y enriquecedor para tus gatos. Evita cambios bruscos y proporciona áreas seguras y cómodas.

Una buena opción es manejar este estrés en gatos mediante productos que estabilicen esos  niveles de ansiedad. Y una excelente alternativa es darles premios con CBD para gatos de la marca Waggy’s.

Si quieres conocer las dosis de administración lee el artículo: CBD en Gatos 

Conclusión

En conclusión, la peritonitis infecciosa felina (PIF) es una enfermedad viral grave y, en muchos casos, fatal que afecta a los gatos. Es causada por una mutación del coronavirus felino (FCoV), y su complejidad y variabilidad hacen que la prevención y el tratamiento sean desafiantes. No existe un tratamiento específico para la PIF, y el enfoque se centra en el alivio de los síntomas y el apoyo del bienestar del gato. Dada la gravedad de la enfermedad, el pronóstico suele ser desfavorable. La prevención y el cuidado consciente son fundamentales para reducir el riesgo de la peritonitis infecciosa felina y garantizar la salud y el bienestar de los gatos.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.


Te pueden interesar Ver todo

Pasteles y Tartas para Perros: 15 Mejores Recetas Saludables 2024

Pasteles y Tartas para Perros: 15 Mejores Recetas Saludables 2024

Mi Perro Babea Mucho: Causas y Soluciones

Mi Perro Babea Mucho: Causas y Soluciones

Los Gatos Pueden Comer Chocolate? ¡Te lo Contamos!

Los Gatos Pueden Comer Chocolate? ¡Te lo Contamos!