¡Lo que Debes Saber sobre la Higiene de los Gatos!

¡Lo que Debes Saber sobre la Higiene de los Gatos!

Los felinos se pasan el día durmiendo y acicalándose. ¡Son unos animales muy limpitos y descansados! Sin embargo, en ocasiones hay que echarles una mano con el aseo. Por eso, vamos a hablar de la higiene de los gatos.

Higiene de los gatos: aspectos básicos

Aunque los gatos son animales muy limpios, a veces necesitan que los ayudemos a mantener su higiene. Por ejemplo, pueden sufrir infestaciones de parásitos externos o mancharse con una sustancia peligrosa.
Además, los gatos de pelo largo requieren cuidados específicos. Es importante cepillarles el pelo con frecuencia para evitar problemas de salud.
Por otro lado, conviene mantener el entorno de nuestra mascota felina lo más limpio posible. Si no desinfectamos adecuadamente su arenero o su camita, puede terminar con una infección.

Bañar a un gato: ¿sí o no?

Estas mascotas no necesitan que se les bañe con demasiada frecuencia precisamente porque ya se lavan solas. No obstante, conviene bañarlo de vez en cuando para eliminar la suciedad acumulada y el pelo muerto.
Es importante bañar cada poco tiempo a los gatos que salen al exterior. Fuera de casa es más probable que se ensucien con sustancias tóxicas (aceite de coche, polución, etc.).
Por otro lado, es verdad que, si el gato lo pasa mal durante el baño, no es recomendable exponerlo innecesariamente a esa experiencia estresante. En estos casos, solo se les bañará si se trata de una cuestión de salud.

Peluquería para gatos: el cepillado del pelo

Es importante cepillar el pelo de los gatos al menos una vez a la semana. Si el animal tiene el pelo largo, habrá que aumentar la frecuencia de cepillado para que no se le formen nudos ni se acumule la suciedad sobre su piel.
En la época de muda es mejor peinar a estas mascotas cada día. De esta manera, evitamos que el gato acabe con bolas de pelo en su aparato digestivo y que la casa se llene de pelo muerto (y vómitos). Escoger el cepillo más adecuado para cada caso particular es esencial.

El cuidado de los ojos, las orejas y las uñas

Además de bañarlos y peinarlos, también debemos acordarnos del cuidado de los ojos, las orejas y las uñas de nuestros gatos.
Algunos gatos, como los persas, pueden acumular secreciones en la parte exterior de los ojos. En estos casos, podemos utilizar productos especializados para limpiarlos. Conviene consultar con el médico veterinario o con el peluquero de mascotas para que nos recomienden el mejor producto.
Con respecto a los oídos, podemos asearlos con un algodoncito de manera superficial. Así, eliminaremos con cuidado el cerumen.
Por otro lado, tenemos que estar muy pendientes de sus uñas. Los gatos caseros no las desgastan tanto al no caminar sobre superficies duras (piedras, asfalto, etc.). Además de ponerles un arañador, tendremos que cortarles las uñas cada cierto tiempo para evitar que les crezcan demasiado y que se les claven en las almohadillas.
Si no sabemos cómo hacerlo, nos puede ayudar un experto. Recuerda que no se deben utilizar cortaúñas convencionales y que hay que procurar no cortar demasiado para no hacer daño al animal.
 

Los dientes del gato

Los gatos también pueden tener sarro. Para evitarlo, podemos intentar cepillar sus dientes con productos especiales. Por otro lado, es importante proporcionarles agua fresca en abundancia.
Cuando acudamos a la clínica veterinaria, podemos aprovechar para pedirle al especialista que revise la dentadura del animal y que nos ayude a eliminar su sarro. No obstante, si llevamos a nuestra mascota a una sesión de peluquería, el experto ya se encargará de esta tarea. ¡Son muchas las ventajas de este tipo de servicios!
 

La desparasitación de los gatos

Otra parte importante de la higiene de los gatos es su desparasitación externa. El médico veterinario nos indicará cuál es el mejor tratamiento y cada cuanto tiempo debemos aplicarlo.
En las sesiones de peluquería felina, el especialista revisa el manto del animal para ver si este tiene parásitos, heridas, o signos de problemas cutáneos.
 

El arenero de los gatos

También tenemos que procurar mantener el arenero de nuestros gatos lo más limpio posible. De esta manera, evitamos que los animales sufran infecciones y que la suciedad y el mal olor se acumule en sus patas y en su manto.

Deja un comentario

Please note, comments must be approved before they are published

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.


You may also like Ver todos