Artrosis en Perros: Qué es, Causas, Síntomas y Tratamiento

Artrosis en Perros: Qué es, Causas, Síntomas y Tratamiento

¡Waggyfriend!  En este blog, explicaremos en detalle una enfermedad común pero a menudo subestimada que afecta a nuestros amigos de cuatro patas: la artrosis. Descubriremos qué es la artrosis en perros, sus síntomas, diagnóstico, tratamientos disponibles y cómo mejorar la calidad de vida de nuestros compañeros peludos afectados por esta condición. Si quieres aprender más sobre cómo ayudar a tu perro a vivir una vida plena y cómoda a pesar de la artrosis, ¡sigue leyendo!

¿Qué es la artrosis?

La artrosis en perros, también conocida como osteoartritis canina, es una enfermedad degenerativa de las articulaciones que afecta a los perros, al igual que afecta a los humanos. Es una afección común, especialmente en perros mayores, pero también puede afectar a perros de todas las edades, especialmente aquellos con predisposición genética, obesidad, lesiones articulares o enfermedades articulares previas.

Causas de la artrosis en perros

Las causas de la artrosis en perros pueden variar, pero generalmente incluyen una combinación de factores genéticos, ambientales y relacionados con el estilo de vida. Aquí hay algunas causas comunes de la artrosis en perros:

  • Desgaste normal: Con el envejecimiento, el cartílago articular tiende a desgastarse gradualmente, lo que aumenta el riesgo de desarrollar artrosis en perros mayores.
  • Predisposición genética: Algunas razas de perros tienen una mayor predisposición genética a desarrollar artrosis. Por ejemplo, razas grandes como el Labrador Retriever, el Pastor Alemán y el Golden Retriever tienen una mayor probabilidad de desarrollar problemas articulares.
  • Lesiones articulares: Las lesiones traumáticas, como las fracturas articulares o las lesiones de ligamentos, pueden aumentar el riesgo de desarrollar artrosis en la articulación afectada.
  • Obesidad: El exceso de peso ejerce una presión adicional sobre las articulaciones, lo que puede aumentar el desgaste del cartílago y provocar artrosis en perros.
  • Desarrollo anormal de las articulaciones: Algunos perros pueden nacer con defectos en las articulaciones, como la displasia de cadera o la displasia de codo, que aumentan el riesgo de desarrollar artrosis más adelante en la vida.
  • Actividad física intensa o repetitiva: El sobreesfuerzo o la actividad física intensa y repetitiva pueden causar daño en las articulaciones y contribuir al desarrollo de artrosis en perros.
  • Enfermedades articulares previas: Las enfermedades inflamatorias articulares, como la artritis reumatoide canina, pueden predisponer a los perros a desarrollar artrosis en las articulaciones afectadas.

Síntomas de la artrosis en perros 

Los síntomas de la artrosis en perros pueden variar en función de la gravedad de la enfermedad y las articulaciones afectadas:

  • Pueden cojear o mostrar dificultad para caminar, especialmente después de descansar o al levantarse por la mañana.
  • Pueden mostrar rigidez en las articulaciones afectadas, lo que puede ser más notable después de períodos de descanso o inactividad.
  • Pueden tener dificultad para levantarse del suelo, especialmente en superficies resbaladizas o al subir escaleras.
  • Pueden volverse menos activos y evitar ciertas actividades que solían disfrutar, como correr o jugar.
  • Puede causar cambios en el comportamiento, como irritabilidad, agresividad o disminución del interés en interactuar con las personas o con otros perros.
  • En algunos casos, las articulaciones afectadas pueden parecer hinchadas o inflamadas.
  • Pueden lamer repetidamente las articulaciones afectadas en un intento de aliviar el dolor.
  • La artrosis crónica puede llevar a la pérdida de masa muscular alrededor de las articulaciones afectadas.

Diagnóstico de perro con artrosis

Para diagnosticar la artrosis en perros, el veterinario realizará una evaluación clínica completa, que incluirá un examen físico detallado y la revisión de la historia clínica del animal. Durante el examen físico, el veterinario observará la marcha del perro, evaluará la amplitud de movimiento de las articulaciones y buscará signos de dolor, inflamación o deformidad. Además, pueden realizarse pruebas complementarias, como radiografías, para evaluar el estado de las articulaciones y detectar signos de degeneración articular, como el estrechamiento del espacio articular, la formación de osteofitos o cambios en la densidad ósea. El veterinario también puede recomendar análisis de sangre u otras pruebas para descartar otras condiciones médicas que puedan estar contribuyendo a los síntomas del perro. Un diagnóstico preciso es crucial para establecer un plan de tratamiento adecuado que pueda mejorar la calidad de vida del perro y aliviar su dolor.

Tratamiento para la artrosis en perros

El tratamiento para la artrosis en perros se centra en aliviar el dolor, reducir la inflamación y mejorar la movilidad de las articulaciones afectadas. Aquí hay algunas opciones de tratamiento comunes:

  • Medicamentos: Los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) son comúnmente recetados para aliviar el dolor y reducir la inflamación en perros con artrosis. Ejemplos incluyen el carprofeno, el meloxicam y el firocoxib. Es importante seguir las indicaciones del veterinario y controlar cualquier efecto secundario potencial.
  • Suplementos nutricionales: Suplementos como la glucosamina y el sulfato de condroitina pueden ayudar a mantener la salud del cartílago y reducir la progresión de la artrosis en perros. También existen otros suplementos como el ácido hialurónico o los antioxidantes que pueden ser beneficiosos.

Waggy’s  Mobility es el producto más nuevo en el mercado, contiene CBD para perros que ayudar a disminuir el estrés y ansiedad en perros. Contiene cartílago de fuentes marinas rico en condroitina y glucosamina que ayuda a tu mascota a disminuir el dolor y la inflamación de sus articulaciones, otro ingrediente es el  Omega 3 para perros,  un componente necesario y esencial para el desarrollo del cachorro. Asimismo, puede ser un auxiliar en el tratamiento de pacientes con cáncer, terminales o en su proceso de quimios. 

  • Fisioterapia: La fisioterapia puede ayudar a mejorar la movilidad y fortalecer los músculos alrededor de las articulaciones afectadas. Ejercicios de estiramiento, masajes y terapia acuática son algunas de las técnicas que pueden ser utilizadas.
  • Cirugía: En casos graves de artrosis en perros, especialmente cuando hay lesiones articulares significativas, el veterinario puede recomendar la cirugía para corregir el problema subyacente. Esto puede incluir la artroplastia, la artroscopia o la artrodesis, entre otras opciones.

¿Cómo mejorar la vida de un perro con artrosis? Cuidados

  • Mantener un peso corporal saludable es fundamental para reducir la presión sobre las articulaciones afectadas. Trabaja con tu veterinario para establecer un plan de alimentación adecuado y proporciona ejercicio regular controlado para ayudar a mantener un peso óptimo. Presta atención en ofrecerle la mejor alimentación para perros como una dieta barf.
  • Proporciona ejercicio regular, pero evita actividades intensas que puedan causar estrés adicional en las articulaciones. Caminatas cortas y suaves, natación y ejercicios de bajo impacto son ideales para mantener la movilidad y fortalecer los músculos. Sería un gran problema si tu perro no quiere salir a la calle  ya que no mejoraría el cuadro clínico.
  • Proporciona un lugar cómodo y acolchado para que tu perro descanse, preferiblemente en un área cálida y seca. Evita que se acueste en superficies duras o frías que puedan empeorar su dolor.
  • Realiza ajustes en el entorno del perro para facilitar su movilidad. Esto puede incluir el uso de rampas para evitar escaleras, alfombras antideslizantes para mejorar la tracción y camas ortopédicas para proporcionar un soporte adecuado.
  • Programa revisiones periódicas con tu veterinario para supervisar la progresión de la enfermedad y ajustar el plan de tratamiento según sea necesario.

¿Esperanza de vida de un perro con artrosis?

En general, la artrosis en sí misma no suele ser una enfermedad que reduzca significativamente la esperanza de vida de un perro. Sin embargo, la enfermedad puede afectar la calidad de vida del perro y su capacidad para moverse cómodamente, lo que puede llevar a complicaciones adicionales, como obesidad o problemas musculoesqueléticos secundarios. 

Conclusión

En conclusión, la artrosis en perros es una enfermedad degenerativa de las articulaciones que puede afectar su calidad de vida, pero con un diagnóstico temprano y un plan de tratamiento adecuado, muchos perros pueden disfrutar de una buena calidad de vida. Es fundamental proporcionar cuidados especiales, incluyendo control del peso, ejercicio suave, medicamentos según sea necesario y modificaciones en el entorno, para ayudar a aliviar el dolor y mejorar la movilidad de los perros afectados. Trabajar en colaboración con un veterinario es clave para desarrollar un enfoque integral que se adapte a las necesidades individuales de cada perro y garantice su bienestar a largo plazo.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.


Te pueden interesar Ver todo

Dieta Blanda para Perros: Mejores 5 Recetas y Consejos

Dieta Blanda para Perros: Mejores 5 Recetas y Consejos

Mi Gato No Come: Causas y Qué hacer

Mi Gato No Come: Causas y Qué hacer

Caspa en Gatos: Causas, Síntomas y Tratamiento

Caspa en Gatos: Causas, Síntomas y Tratamiento