Otitis en Perros: Causas, Síntomas y Tratamiento

Otitis en Perros: Causas, Síntomas y Tratamiento

La otitis en perros es una enfermedad bastante común por lo que es importante estar informados acerca de ella, sus causas, posibles síntomas, tratamientos y puntos a prevenir. Todo eso y mucho más encontrarás en este artículo que Waggy’s trae para ti ¿estás listo? Empecemos.

¿Qué es la otitis en perros?

La otitis canina es una inflamación del oído que generalmente está provocada por una infección, sin embargo, no es una regla ya que también puede aparecer sin ella o ser causa de la infección. 

Esta es una infección bastante molesta y sus síntomas serán más específicos dependiendo de la zona en la que se desarrolle la otitis: 

Otitis Externa

Esta es la forma más común de otitis en perros y afecta el conducto auditivo externo, puede ser aguda (de inicio rápido) o crónica (persistente). Puede aparecer en ambos oídos o solamente en uno. 

Otitis Media

Este tipo afecta el oído medio, que es la parte del oído que se encuentra detrás del tímpano. Suele ser secundaria a una otitis externa no tratada que se propaga hacia el oído medio.

Otitis Interna

Es menos común y afecta el oído interno, que incluye la cóclea y el sistema vestibular. Puede derivar de una falta o mal tratamiento de una otitis media.

Causas de la otitis en perros 

Antes de explicar las causas o factores de riesgo por los que tu peludito puede tener otitis, es importante que tengamos en claro que estas son variadas, por lo que el siguiente apartado será diverso;

Alergias

Las alergias alimentarias o ambientales pueden desencadenar una reacción inflamatoria en el conducto auditivo de tu mascota, lo que puede predisponerlo a desarrollar otitis.

Parásitos

Los parásitos como ácaros, pulgas o garrapatas pueden infestar el canal auditivo del perro y causar irritación e inflamación. El perro, al rascarse, lastima sus orejas y canales auditivos lo que genera la inflamación e infección de la zona.

Problemas hormonales

Desbalances hormonales, como los que se observan en casos de hipotiroidismo, pueden predisponer a los perros a desarrollar otitis.

Ambiente propicio para las infecciones

Condiciones ambientales como la humedad pueden crear un entorno propicio para el crecimiento de bacterias y hongos en el canal auditivo del perro ya que como tal, su canal auditivo es húmedo por lo que necesita tener las medidas de higiene correctas. 

Objetos extraños

La introducción de cuerpos extraños en el canal auditivo, como semillas de plantas, pelo, o restos de vegetación, pueden irritar el oído y provocar una respuesta inflamatoria que lleva a la otitis.

Síntomas de la otitis en perros 

Como en otros temas, recordemos que no podemos esperar los mismos síntomas en todos los perritos ya que cada uno es único y diferente. Muchas veces influyen factores como sus historiales médicos, razas, edad, peso, actividad física, calidad de vida y mucho más. Por otro lado,  a modo de guía, Waggy’s te cuenta de los síntomas probables: 

  • Sacudidas de cabeza constantes.
  • Inflamación del canal auditivo
  • Secreciones del canal auditivo
  • Frotamiento de cabeza y orejas
  • Generalmente, ladea la cabeza hacia la oreja afectada
  • Exceso de cera o tapones
  • Dolor al tacto en la zona, al comer o al ladrar
  • Úlceras o cicatrices en la oreja
  • Mal olor, esto podría ser indicador de una clara infección, así que si sientes que tu perro huele mal debes estar atento a que no esté infectada la zona.
  • Pérdida de pelo en las orejas, es importante que aprendas a cómo peinar a un perro 
  • Pérdida del equilibrio
  • El perro puede dar vueltas en círculos y hasta incluso puede ocurrir que tu perro tiembla
  • Depresión o irritabilidad
  • Disminución o pérdida de la audición

Tratamiento para otitis en perros 

El tratamiento de la otitis dependerá del especialista, de la gravedad y del tipo de otitis que se diagnostique a tu mascota. Sin embargo, estos son algunos de los tratamientos posibles:

Limpieza del oído

Es fundamental limpiar cuidadosamente el canal auditivo para eliminar el exceso de cerumen, suciedad, secreciones y cualquier otro material que pueda estar presente. Esto facilita la penetración de medicamentos tópicos y ayuda a reducir la inflamación y la irritación.

Medicamentos tópicos

Los medicamentos tópicos, como gotas óticas o cremas, se utilizan para tratar la infección y la inflamación en el oído externo. Pueden contener ingredientes como antibióticos, antifúngicos, corticosteroides u otros agentes que ayuden a combatir la causa de la otitis y aliviar los síntomas.

Medicamentos sistémicos

En casos de otitis más graves o recurrentes, su veterinario puede recetar medicamentos orales, como antibióticos, antifúngicos o antiinflamatorios, para tratar la infección y reducir la inflamación desde el interior.

Tratamiento de condiciones

Si la otitis es causada por alergias, problemas hormonales u otras condiciones, es importante abordar esas condiciones específicas para prevenir recurrencias. Esto puede implicar cambios en la dieta, manejo ambiental, suplementos hormonales u otros tratamientos según sea necesario.

Control de dolor y molestias

En algunos casos, su veterinario puede recetar analgésicos o medicamentos para aliviar el dolor y la incomodidad asociados con la otitis.

En caso de que al perro no le guste ir a visitar al médico veterinario, te recomiendo que le des premios para cachorros de la marca Waggy’s   porque contienen  CBD para perros, lo cual ayuda muchísimo a nivelar los niveles de estrés y ansiedad en perros antes de ir a su sesión, lo cual será beneficioso para todos. Además uno de sus otros ingredientes es el Omega 3 para perros,  un componente necesario y esencial para el desarrollo del cachorro. 

Seguimiento veterinario

Es crucial seguir las instrucciones de su veterinario y programar citas de seguimiento según sea necesario para monitorear la respuesta al tratamiento y realizar ajustes si es necesario.

Remedios caseros para la otitis en perros 

Los siguientes remedios pueden servir como auxiliar en su tratamiento sin embargo, es importante recordar que no sustituyen al tratamiento en sí: 

Agua con sal

La solución salina puede tener propiedades antiinflamatorias y antisépticas. Puedes preparar una solución diluyendo sal en agua tibia y luego usarla para limpiar suavemente el oído externo de tu perro.

Aceite esencial del árbol del té

El aceite esencial del árbol del té tiene propiedades antibacterianas y antifúngicas. Sin embargo, debe diluirse adecuadamente antes de su uso, ya que el aceite puro puede ser demasiado fuerte y causar irritación en la piel sensible de tu perro. Se puede aplicar una pequeña cantidad de 20 gotas diluida en agua tibia con un hisopo de algodón en el oído externo, pero con precaución y bajo la orientación de un veterinario.

Aceite de almendras dulces

El aceite de almendras dulces puede ayudar a calmar la piel irritada y reducir la inflamación. Puedes aplicar una pequeña cantidad de aceite de almendras dulces tibio en el oído externo de tu perro después de limpiarlo adecuadamente. Sin embargo, asegúrate de que tu perro no tenga alergia a las nueces antes de usar este remedio.

Té Verde

El té verde puede tener propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Puedes preparar una infusión de té verde y dejarla enfriar antes de usarla para limpiar suavemente el oído externo de tu perro. Esto puede ayudar a aliviar la irritación y la inflamación.

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana puede ayudar a equilibrar el pH del canal auditivo y crear un ambiente menos propicio para el crecimiento de bacterias y hongos. Puedes diluir el vinagre de manzana en agua tibia y usarlo para limpiar suavemente el oído externo de tu perro.

¿La otitis en perros es contagiosa?

Sí, la otitis en perros es una enfermedad sumamente contagiosa entre perros, por lo que será fundamental empezar el tratamiento de forma pronta si no queremos que se extienda a otros además de revisar sus orejas constantemente. 

¿Cómo prevenir la otitis canina? Consejos 

Prevenir la otitis canina implica mantener una buena higiene y cuidado de las orejas de tu perro, así como identificar y abordar factores de riesgo potenciales.

  • Inspecciona y limpia las orejas de tu perro de manera regular, especialmente después de actividades al aire libre o exposición al agua. 
  • Usa una solución de limpieza recomendada por tu veterinario y algodón para limpiar suavemente el canal auditivo externo. 
  • Después de bañar a tu perro o después de que haya estado expuesto al agua, asegúrate de secar completamente sus orejas, especialmente el canal auditivo externo.
  • Si tu perro tiene alergias conocidas, trabaja con tu veterinario para identificar y controlar los desencadenantes alérgicos. 
  • Mantén a tu perro protegido contra pulgas, garrapatas y otros parásitos que puedan infestar sus orejas. 
  • Programa revisiones veterinarias regulares para que tu veterinario pueda examinar las orejas de tu perro y detectar cualquier signo temprano de otitis u otras condiciones relacionadas con los oídos.

Conclusión 

En conclusión, la otitis canina es una afección común pero tratable que puede causar incomodidad y molestias a tu fiel compañero. Mantener las orejas de tu perro limpias y secas, evitar alérgenos y parásitos, así como prestar atención a los signos tempranos de otitis, son pasos clave para prevenir esta afección. Recuerda realizar revisiones regulares con tu veterinario y estar atento a cualquier cambio en el comportamiento o la salud de tu mascota. Con cuidado y atención adecuados, puedes ayudar a mantener las orejas de tu perro sanas y felices, promoviendo así su bienestar general.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.


Te pueden interesar Ver todo

Hipo en Perros: Cómo Solucionarlo Fácil y Rápido

Hipo en Perros: Cómo Solucionarlo Fácil y Rápido

Salmón para Perros: ¿Pueden Comerlo? Debes Saberlo

Salmón para Perros: ¿Pueden Comerlo? Debes Saberlo

Conjuntivitis en Gatos: Causas, Síntomas y Soluciones

Conjuntivitis en Gatos: Causas, Síntomas y Soluciones